BACK

MoMo Productions / DigitalVision / Getty Images

Account management

Guía de ayuda para acceder y establecer crédito en EEUU

Esta guía contiene sencillos y efectivos consejos para aprender a manejar tarjetas de crédito y otras líneas crediticias

Summary

Si usted forma parte de la comunidad hispana en Estados Unidos, esta guía es para usted. A continuación encontrará sencillos pasos para mejorar sus finanzas y tener acceso a líneas de crédito.

The content on this page is accurate as of the posting date; however, some of our partner offers may have expired. Please review our list of best credit cards, or use our CardMatch™ tool to find cards matched to your needs.

Read this article in English.

A pesar de que, según la Reserva Federal, el 83% de los adultos estadounidenses tenían una tarjeta de crédito en 2020, ese porcentaje varía de una comunidad a otra. Cuando en CreditCards.com recopilamos datos para analizar el acceso a crédito según la raza, el género, la edad y el nivel de ingresos, nos dimos cuenta de que el 87% de los consumidores anglosajones, el 72% de los afroamericanos y el 76% de los hispanos contaban con al menos una tarjeta de crédito en 2020.

Si bien la mayoría de los consumidores hispanos tiene acceso a tarjetas de crédito, su nivel de acceso aún está por debajo del promedio de los adultos estadounidenses. Este tipo de desigualdad en el acceso a crédito puede llevar a otro tipo de disparidades financieras, tales como tener puntajes de crédito más bajos y recibir tasas de interés más altas. Datos de un estudio reciente del Urban Institute indican que en octubre de 2020, los anglosajones estadounidenses tenían un puntaje de crédito medio de 725 mientras que los hispanos estadounidenses tenían un puntaje crediticio medio de 661. Esa es la diferencia entre tener buen crédito y tener un crédito limitado, lo que en inglés se conoce como “fair credit“, de acuerdo a la fórmula de evaluación de crédito de FICO, una de las principales empresas evaluadoras de crédito en Estados Unidos.

Contar con menos oportunidades para desarrollar un buen historial crediticio supone tener menos posibilidades de generar los conocimientos financieros necesarios para poder ahorrar dinero, saldar o evitar tener deudas y construir un futuro financiero halagüeño para usted y su familia.

“La comunidad hispana suele tener un acceso limitado a oportunidades para construir historial crediticio, lo que les impide generar y mantener un puntaje de crédito robusto”, explica Jen Hemphill, asesora financiera certificada (AFC®), experta latina en finanzas y conductora del podcast Her Dinero Matters. “Debido a ello, no tienen las bases para entender cómo funciona el sistema crediticio estadounidense”.

Es importante resaltar que la experiencia financiera no es la misma para todos los miembros de la comunidad hispana estadounidense. “Dentro de las comunidades de latinos, hispanos o latinx, hay diferentes grupos”, explica Hemphill. “Inmigrantes recientes, de segunda y tercera generación, y demás. Dependiendo del grupo al que pertenezcan, las necesidades, el conocimiento y la adaptación a la cultura y el sistema de crédito estadounidenses varían”.

Dicho esto, estos sencillos pasos pueden ayudar a cualquier integrante de la comunidad hispana a mejorar sus finanzas y tener acceso a crédito.

Cómo conseguir recursos financieros

“Los hispanos residentes en Estados Unidos enfrentan múltiples retos, tales como el status legal y el tener que obtener un número de identificación fiscal” explica Maria Victoria Colon, contadora pública certificada, asesora financiera y creadora del movimiento Hablemos de Dinero en Español en redes sociales. “Estos retos también pueden incluir limitaciones del lenguaje y falta de conocimientos financieros”.

¿Cuáles son algunos de los problemas financieros más grandes que enfrenta la comunidad hispana? “En relación con la posibilidad de obtener una línea de crédito y lograr un buen historial y puntaje crediticios”, dice Colon, “los principales retos son el acceso a productos financieros de alta calidad y herramientas con recursos en español”.

Colon señala que muchas de las herramientas financieras y recursos dedicados especialmente a la comunidad hispana están asociados a productos con altas tasas de interés. Esto puede ir desde un producto relativamente inofensivo como una tarjeta de crédito de una tienda departamental con una tasa de interés más alta que el promedio, hasta otros potencialmente riesgosos como un préstamo predatorio. Si no entiende cómo funcionan las tasas de interés, tal vez usted termine solicitando un préstamo o tarjeta de crédito que le va a costar mucho más dinero del que se imaginaba.

“Uno de los principales inconvenientes con los que se enfrentan los hispanos a la hora de obtener líneas de crédito es la falta de información”, explica Claudia Valladares, jefa de asesores en Kovar Wealth Management. “No saben por dónde empezar o a quién contactar si tienen preguntas. Muchas veces quienes solicitan un crédito son inmigrantes de primera generación, de manera que van aprendiendo durante el proceso. No tienen padres que puedan guiarlos; de hecho, es todo lo contrario. La falta de conocimientos es probablemente lo que puede limitarlos o provocar que soliciten una tarjeta de crédito que realmente no es apropiada para ellos”.

Cómo desarrollar historial crediticio

¿Por qué es tan importante tener un buen puntaje de crédito? Porque tiene el potencial para influir en muchos otros aspectos de la vida de una persona. “Su puntaje de crédito afecta a mucho más que a sus posibilidades de obtener una línea de crédito”, dice Hemphill. “Influye en las tasas de interés que pueda obtener, en poder comprar o alquilar una casa, en evitar que le nieguen un plan de telefonía celular, en sus opciones de empleo; incluso en su salud mental”.

Generar un buen historial crediticio no sólo es cuestión de mejorar sus propias finanzas. Ya sea bueno o malo, su puntaje de crédito tiene el potencial de afectar a todas las personas que viven con usted. “Puede afectar a las relaciones personales”, dice Hemphill. “Tal vez usted tiene un buen puntaje crediticio pero su pareja tiene un mal puntaje, o viceversa”.

Si no sabe si su historial crediticio es bueno o malo, el primer paso es revisar su puntaje de crédito. Hay muchas maneras de consultar su puntaje crediticio en línea y sin costo, incluso si actualmente no cuenta con una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria. Use los recursos en línea gratuitos para averigurar si su puntaje de crédito es bajo, limitado, bueno o excelente, y prepárese porque los resultados tal vez le sorprendan.

Una vez que sepa cuál es su puntaje crediticio, es hora de aprender cómo se calcula éste y cómo puede usar esa información para mejorarlo. El modelo que usa la empresa FICO para calcular los puntajes de crédito, por ejemplo, toma en consideración estos cinco factores:

Esto significa que una de las maneras más rápidas de mejorar su puntaje es pagando la factura de su tarjeta de crédito a tiempo. También puede mejorar su puntaje crediticio rápidamente pagando por completo el saldo en su tarjeta de crédito (si ya tiene una), ya que eso reduce su proporción de utilización de crédito y refuerza su puntaje.

¿Pero qué pasa si su puntaje es bajo porque no ha tenido todavía la oportunidad de tener acceso a crédito? Desafortunadamente, no tener un puntaje crediticio – lo que en inglés se denomina ser “credit invisible” – puede limitar dramáticamente sus oportunidades de obtener acceso a nuevas líneas de crédito. “La invisibilidad crediticia es uno de los retos financieros que enfrenta la comunidad hispana”, dice Hemphill. “Coloca a sus integrantes en una posición que los convierte en blanco de prestamistas depredadores”.

Los integrantes de la comunidad hispana que quieran desarollar historial crediticio pero se topen con opciones limitadas tal vez quieran considerar las tarjetas de crédito aseguradas, lo que en inglés se conoce como “secured credit cards“. Estas tarjetas requieren de un pequeño depósito bancario, pero suelen ser más accesibles a aquellos que no tienen un historial de crédito visible o quienes previamente hayan empañado su historial crediticio, ya sea acumulando demasiadas deudas u olvidando pagarlas. Una vez que tenga una tarjeta de crédito asegurada en su bolsillo, asegúrese de hacer pequeñas compras con ella cada mes y de pagar la factura en su totalidad para construir un puntaje crediticio positivo.

“Usar tarjetas de crédito aseguradas es una manera muy efectiva de construir un buen historial crediticio”, dice Valladares. Estas tarjetas no sólo le dan la oportunidad de mejorar su puntaje de crédito, sino que también le ayudan a usar su crédito de una forma responsable , ya que el límite del crédito es bajo. “Algunas personas tienen miedo de abrir cualquier tipo de tarjeta de crédito porque temen caer en una espiral de gastos que los lleve a endeudarse. Las tarjetas de crédito aseguradas te dan la tranquilidad de saber que no puedes gastar más de la cantidad que hayas depositado como aval”.

Cómo gestionar y evitar saldos

Establecer un buen puntaje crediticio es sólo una forma de utilizar el crédito de manera inteligente. La otra es saber gestionar y evitar tener saldos en sus tarjetas de crédito.

“En algunos de los talleres que imparto, ha habido gente que me ha dicho que han ido a una surcursal bancaria a solicitar una tarjeta de crédito”, dice Hemphill. “El banco les ha dicho que si quieren empezar a crear un historial de crédito, tienen que hacer sólo el pago mínimo en su tarjeta de crédito. Los bancos no les dicen que tienen que pagar por completo el saldo de su tarjeta de crédito cada mes. ¿Es posible establecer historial de crédito de esa forma? Absolutamente. Pero están pagando un precio por hacerlo”.

Ese precio incluye no sólo los cargos por intereses relacionados con arrastrar un saldo en su tarjeta de crédito, sino también la posibilidad de ver cómo su puntaje de crédito baja al tiempo que sube su proporción de utilización de crédito.

¿Qué consejo pueden dar los expertos en crédito a los integrantes de la comunidad hispana? “Que usen su crédito solamente para aquellas compras que puedan pagar [por completo]”, dice Colon. “Lo mejor que usted puede hacer por su crédito es tener un historial largo y limpio; realizar todos sus pagos a tiempo y mantener bajo el saldo en su tarjeta de crédito”.

Si ha acumulado más deudas en su tarjeta de crédito de las que es capaz de pagar por completo, considere utilizar una tarjeta de crédito para transferir saldos, de manera que pueda consolidar todos los saldos de sus tarjetas de crédito y los pueda liquidar por completo. Las mejores tarjetas de crédito para transferir saldos ofrecen al menos un año de crédito sin intereses en saldos transferidos, dándole tiempo a liquidar su viejo saldo antes de acumular intereses.

Tal vez quiera considerar también crear un presupuesto que le ayude a dedicar tanto dinero como sea posible a liquidar sus deudas. Mientras más rápido liquide su deuda, menos dinero tendrá que pagar en cargos por intereses, y mayores oportunidades tendrá de gozar de los beneficios que conlleva liquidar una deuda, tales como mejorar su puntaje crediticio.

Cómo encontrar uniones de crédito para hispanos

Una de las maneras más efectivas mediante las cuales los miembros de la comunidad hispana pueden aprender sobre oportunidades financieras disponibles para ellos es acercándose a uniones de crédito hispanas. Estas organizaciones no sólo proveen servicios bancarios que son muy necesarios, sino que también ayudan a la gente a mejorar sus conocimientos financieros.

“Las uniones de crédito hispanas son una gran alternativa a los bancos tradicionales, y es muy probable que tengan información en español”, explica Colon.

Las uniones de crédito hispanas no solamente conectan a la gente con personal que habla varios idiomas, sino que la conexión frecuentemente suele ir más allá de la posibilidad de comunicarse en español. Al dar a los miembros de la comunidad hispana acceso a asesores financieros que entiendan su cultura y sus necesidades específicas, estas uniones de crédito dan acceso a expertos que literalmente hablan su idioma.

“Dado que estos bancos se especializan en la comunidad hispana, la comunidad hispana se sentirá más cómoda haciendo negocios con ellos”, dice Valladares. “Podrán hacer todas las preguntas que normalmente no se atreverían a hacer y recibir ayuda financiera de verdad”.

Si está interesado en encontrar una unión de crédito hispana cerca de usted, la National Credit Union Administration mantiene una base de datos con organizaciones que atienden a comunidades de minorías en los Estados Unidos. Utilice esta información para encontrar una unión de crédito que pueda ayudarlo a alcanzar sus metas financieras.

“Busque instituciones financieras que ofrezcan productos con tasas competitivas, tarifas bajas o inexistentes, y fácil acceso a su sistema, tanto en persona como en línea”, sugiere Colon.

Cómo acceder a recursos financieros para hispanos

¿Cómo puede usted tener acceso a otros recursos financieros? Comience buscando organizaciones con buena reputación que se especialicen en dotar de recursos a la comunidad hispana. “Acérquese a negocios que estén yendo bien y que sirvan al mercado latino o hispano”, dice Hemphill.

Colon está de acuerdo. “Solicite un traductor [si es necesario] a la hora de tomar cualquier decisión financiera, y siempre opte por una institución con buena reputación”. Si necesita un traductor pero la organización no puede ofrecérselo, es probable que ése no sea el mejor lugar para satisfacer sus necesidades financieras.

Hemphill también sugiere buscar recursos reputados en línea, especialmente los recursos financieros ofrecidos por el Consumer Financial Protection Bureau. “El CFPB hace un muy buen trabajo desglosando la información. La información que ofrecen en su sitio web está en varios idiomas, incluyendo el español”.

Al tiempo que continúe estableciendo su historial crediticio, no olvide aprovechar los diferentes recursos financieros y las oportunidades disponibles para quienes tengan buenos o excelentes puntajes de crédito, como por ejemplo solicitar una de las mejores tarjetas de crédito que ofrezcan puntos, refinanciar su hipoteca o utilizar un préstamo personal con bajas tasas de interés para consolidar y liquidar cualquier deuda pendiente.

Así usted podrá usar lo que ha aprendido para convertirse a su vez en un recurso financiero para otro integrante de la comunidad hispana, y ayudar a alguien a tener acceso a las mismas herramientas e información para establecer crédito.

Editorial Disclaimer

The editorial content on this page is based solely on the objective assessment of our writers and is not driven by advertising dollars. It has not been provided or commissioned by the credit card issuers. However, we may receive compensation when you click on links to products from our partners.

What’s up next?

In Account management

How to build and establish credit in the Hispanic community

Here are some of the easiest ways for members of the Hispanic community to improve their finances and access to credit.

See more stories
Credit Card Rate Report
Business
14.22%
Airline
15.51%
Cash Back
16.27%
Reward
15.97%
Student
16.78%

Questions or comments?

Contact us

Editorial corrections policies

Learn more